Regresando al Prado

Por ser estudiante me dejaron entrar sin pagar? Yo recuerdo que el gran museo estaba allí casi vacío , y también en obras. Muchos salones estaban cerrados. Pero era una España diferente en aquel entonces, casi subdesarrollada, era de esperar. Era agosto, y la cuidad, igual al museo, estaba vacía. Hacía mucho calor, no teníamos aire condicionado; el baño compartido con otros huéspedes, estaba en el corredor. Era la época de vacaciones y podía escapar la muchedumbre de otras temporadas.

Entré en el museo con aprehensión. No había nadie salvo la seguridad. Había estudiado los artistas españoles en la clase de cultura en Salamanca. Velasquez, con su cuadro más famoso, ´´Las meninas´´, El Greco, el pintor religioso, Picasso, Dalí, y muchos más. Ver estas obras maestras en vivo en vez de capturadas en diapositivas fue espectacular, y en verdad DESLUMBRANTE. Casi tan especial que pisar en el puente romano en Salamanca, mencionado en LAZARILLO DE TORMES.

Cuando regresé al Prado hoy (25 de julio de 2015), acordé de esa primera vez en el museo, cuando era una joven estudiante, y también en la última vez en 2012. Ese día de invierno, no vi el cuadro en sí pero al salir descubrí la lámina de ´´Doña Juana la Loca´´ de Francisco Pradilla Ortiz. En el momento no tenía tiempo para comprar y llevar una copia entonces por más de tres años pensaba en ver y conseguir una copia de ese cuadro. No podía olvidarme de la Juana destrozada en el medio de tierra de nadie, mirando el ataúd de su difunto esposo, Felipe. Hoy no quería salir hasta encontrar ese cuadro de Juana. En el laberinto que es el Prado, busqué sin saber el nombre del artista o la época en que fue pintado.

Por acaso lo hallé y ¡qué sorpresa! ¡Qué grande era! Casi un mural. Me impresionó mucho. En el mismo salón, había ´´Demencia de Juana de Castilla´´ otro cuadro impresionante de Lorenzo Vallés. Luego volví a uno de su madre, ´´Doña Isabel la Católica dictando su testamento.´´ Eduardo Rosales pintó un retrato cuidadoso de la reina en su lecho de muerte y su resignación y tristeza de sus últimos momentos. Seguramente esta vez no salí del museo sin reproducciones de estas dos obras maestras.

Advertisements

Hispanic Art: At Home and Abroad

The Denver Art Museum encourages the artist in us all, especially in children. The regular collection and current exhibitions include stations and creativity corners where visitors can create their own masterpieces related to the exhibits or contribute something that they make in the museum to a specific piece. For example ´´Aqua-Terra´´ /Terra-Aqua by Francisco Alvarado-Juárez, is a walk-through forest concocted out of paper bags, which are reused and painted.  There is a station with two tables and four chairs where one can fabricate insects and other animals to put in the forest. The museum provides the paper, scissors, and colored pencils. I made a multi-colored butterfly which I placed on the floor of the forest. In this way the viewer also contributes to the piece, which is in essence an eternal work in progress. By walking through, the pubilc also interacts with the work. As they become part of it by being in it at that given moment.

The Museum also maintains permanent collections of Spanish colonial art, Pre-Colombian art and art made by Spanish descendants from the southwest of the U.S.A. Currently, it also  houses the exhibition ´´Glitterati; Portraits and Jewelry from Colonial Latin America.¨ In its permanent collection of Spanish Colonial Art,included are religious paintings and statues. The extensive collection of Pre-Colombian artefacts (jewelry, sculptures, ceramics, and other items) showcase indigenous pieces from all over Mexico, Central America and South America.

For those looking to explores Hispanic culture in Denver, they can experience centuries worth of art and interact with works by contemporary latinos, Spaniards, colonists and indigenous in Spanish America and the U.S.A.