Toledo: ciudad de secretos

Una ciudad es más que sus edificios. Los edificios no hacen una “ciudad.” Como dijo el brasileño, João do Rio, las calles, la cuidad, deben tener “alma,” la cual es el resultado de la gente en que las habita. Cada ciudad emite una energía que surge de su alma. ¿Si no tiene alma o energía, es una ciudad cerrada, insular, o de fantasmas?

Por segunda vez visité Toledo, España en agosto. La primera vez apenas pasé una tarde con un grupo de turistas y me sentía que la ciudad no era nada más que una exhibición de monumentos hecha para entretener a turistas o ganar dinero. ¡Qué desilusión! Lo había investigado y pensaba que iba a ser un lugar lleno de historia y carácter. Tiene su historia y también un cierto carácter, pero no podía sentir su alma o percibir la energía de su pueblo. Sin embargo, no me rendí. Regresé para explorar más, sin un guia dirigiendo mis pasos, para descascararlo.

Photo by Celeste Dolores

Photo by Celeste Dolores

Toledo, ciudad de Castilla-La Mancha en España, ha sido un patrimonio de la humanidad de UNESCO desde 1986, casi 30 años. Oficialmente se enfatiza mucho el concepto de la “convivencia”, la tolerancia, y las tres culturas (cristiana, judía y musulmana) que vivían en Toledo antes del siglo 15. El pintor, El Greco, es una figura importante en Toledo, pero fuera de él se menciona más monumentos y edificios que toledanos o extranjeros que vivieron y hicieron algo importante en la ciudad.

Photo by Celeste Dolores

Photo by Celeste Dolores

¿Es Toledo una ciudad de fantasmas? En un sentido, la historia oficial de convivencia, el bien mantenimiento de los edificios históricos, y los recorridos de turismo por la ciudad, hacen que un turista de vacaciones pueda gozar de la belleza de la ciudad sin pensar mucho o preocuparse. La gente local trabaja en los restaurantes, hoteles, e iglesias pero según mi experiencia limitada, es solo un trabajo para algunos y no tienen interés ninguno en acoger a los visitantes. Unas excepciones incluyen al dueño de una librería de judaica que hablaba bastante con los turistas que entraron en su tienda, escuchando las historias de judios u otros que tenían un vínculo (aunque ya roto por la expulsión de los judíos y musulmanes) con España y las numerosas organizaciones ofreciendo paseos “alternativos”, los que destacan la vida oculta de Toledo–los secretos, la magia, las leyendas–todo que no incluyen en la litania sobre la convivencia y la tolerancia de las tres culturas.

Foto, Celeste Dolores

Foto, Celeste Dolores

En Toledo hay una tentativa de hacer interpretación histórica, lo que creo es una excelente idea. Tras uno de estos recorridos finalmente me sentía como si Toledo se abriera para ser conocida, entendida. Yo participé en un paseo llamado “Leyendas de Toledo” de la organización TOLEDO MAGICO.. Pasamos por las calles ordinarias pero nuestro guia nos contó leyendas y historias sobre cosas misteriosas, la magia y lo oculto de Toledo. Mencionó a PERSONAS. Y estos personajes de las leyendas tenían nombres. Tengo que admitir que tenía un poco de miedo durante el paseo, y que dormí con las luces prendidas aquella noche. No me considero una persona superstituosa, ni creo necesariamente en fantasmas o magia, pero tampoco descreo. Sencillamente, no sé. Lo curioso es que Toledo comenzó a revelarse. Seguramente estas historias nos sugestionaban, e inspiraban nuestras imaginaciones, algo que no me hacían las excursiones y rutas “oficiales.” Este tipo de paseo no es para todo el mundo, pero lo ventajoso es que le hace que uno se sienta el alma de Toledo y que cuestione esta imagen vendida por el turismo común. Es el principio de descubrir los secretos de Toledo. A través de estas leyendas comenzamos a conocer más a la gente de Toledo–sus antepasados y los que viven ahora, y no solo sus monumentos.

Foto, Celeste Dolores

Foto, Celeste Dolores

Me pregunto si los que programan el turismo típico de Toledo tienen miedo de mostrar o profundizar lo que realmente pasó en los siglos 14 y 15, y por eso presentan una versión tan suavizada y pulida. La historia de cualquier nación no es limpia, sino complicada, y a veces sucia. Ironicamente, la imagen más fuerte que me quedó, fue la de un obrero que recogía la basura, a medianoche, colgándose detrás del camión… Un secreto que no se ve durante el día en la ruta turística….

Poeta en Nueva York — Rafael Amargo

En el teatro del Generalife en la Alhambra de Granada (España) se presenta el espectáculo de flamenco de Rafael Amargo, que es una mezcla de danza, música, cante, poesía e imágenes. El ritmo y el espíritu gitano predominan en la obra pero también hay una fuerza creativa intrínsica. Esto paralela e imita el desarrollo de la obra poética de Federico García Lorca y su elevación del flamenco, ya que lo puso al nivel de otras artes españolas.

Lorca (1914).jpg
Lorca (1914)” by Unknownhttp://www.fotografias.net/22-10-2007/noticias/encuentran-fotografia-inedita-de-federico-garcia-lorca-en-la-universidad-de-granada. Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons.

Este teatro no es puro flamenco. Hay escenas que representan aspectos más tradicionales de lo gitano como la boda y la improvisación, pero otras en que parte de esta tradición y la combina con otros estilos de baile e interpretaciones. De cualquier forma es un espectáculo vivo, dinámico y reverente a Lorca y el flamenco. El ambiente al aire libre de Generalife de la Alhambra contribuye al encanto de la experiencia. ¡Este es un show que no se debe perder!

Photo by Celeste Mann

Photo by Celeste Mann

Poeta en Nueva York sigue hasta el 29 de agosto (de 2015), en el teatro de Generalife en Granada. ¡Aprovechen y compren sus entradas ya!

http://www.elcorteingles.es/entradas/teatros-y-musicales/entradas-poeta-en-nueva-york-granada-00000000t00000000U00000000I

¡Flamenco por todos lados!

Granada es una ciudad que toma en serio el arte de flamenco–cante y baile. Se puede ir al barrio de los gitanos mismos, el Sacromonte, y comer platos típicos y asistir a un show de flamenco. Durante julio y agosto de 2015 hay un espectáculo de flamenco muy profesional y entretenido en el Teatro de Generalife, “Rafael Amargo–un poeta en Nueva York,” sobre Federico García Lorca. Además, por dondequiera en Granada hay anuncios sobre más espectáculos, restaurantes de flamencos y clases de música, cante y baile flamenco. Pero el flamenco en Granada no solo aparece en forma “oficial,” en un tablao o escenario con público que paga, sino también en la calle, a veces improvisado y a veces preparado.

photo by Celeste Mann

photo by Celeste Mann

En la plaza cerca de la Catedral baila y canta “Cristo de Anda.” No cobran nada por su show, pero el público suele darles unos euros al final. Hoy vi a este grupo por eso de las 7:30 de la tarde. Perdí al bailaor, pero sí, asistí a los bailes de las dos mujeres y pude escuchar el cante y la música que las acompañaban. Los bailarines y músicos estaban completamente metidos en su estilo y en la ejecución del flamenco. Como de costumbre, las danzas eran serias y las bailarinas exihibían buena técnica y sobretodo mucha emoción y pasión.

Photo by Celeste Mann

Photo by Celeste Mann

Se puede tomar clases con Cristo de Anda en su escuela en el Albaicyn, y aprender más sobre la historia de flamenco. ¡Anímense! Allí se hablan francés, español, inglés e italiano. Para más información: cristodeanda@gmail.com
cristodeanda.wix.com/cristodeanda

Days in the Gardens of Granada (Translation of “Días en los jardines de Granada”)

Manuel de Falla, born in Cádiz, Spain, spent some of his last years living in a rented house in Granada with his sister. These days it is possible to visit the house, which is a repository of memorabilia and personal objects. The house is situated in an area that is somewhat hidden from the street, and it took me some time (and effort) to find it. According to the house’s guide, Falla wanted to be in a tranquil place where he’d be able to compose and listen to the sounds of water, and also be near the Alhambra. He didn’t want to be bothered by passerbys in the street.

Manuel_de_Falla_con_bastón

The house is not big but it had spectacular views of the city, and enough space for Falla, his sister and their activities. There are bedrooms for both of them, a small kitchen, a tiny drawing room for tertulias with Falla’s artist friends, and a small music room which still houses his piano.

Photo by Celeste Mann

Photo by Celeste Mann

In his work “Nights in the Gardens of Spain,” one can hear the sounds of water in the piano part, especially at the beginning of the piece. There is a garden next to his house, and further up the hill, the park “Carmen de los mártires”, and La Alhambra, which are both full of gardens and water fountains.

Photo by Celeste Mann

Photo by Celeste Mann

Everyone knows about La Alhambra, and if not, it’s easy to find information about the palaces and buildings of this marvelous attraction–the old city of the sultan of Granada. However, few have heard of “Carmen de los mártires” before arriving in Granada.

Photo by Celeste Mann

Photo by Celeste Mann

Carmen de los mártires has a curious history. The current architecture was built in the 19th century, following the demolition of other buildings of random uses. For example, in the era of the sultans, nothing was there. It was just a hill. But it was located very close to La Alhambra, so they say that Boabdil (the last sultan of Granada) by way of this hill, made his to way to surrender to the Catholic monarchs on January 2, 1492.

After Boabdil had given them the keys to the city, Isabel la Católica decided to build an hermitage on this land. The Christians called this place “Corral de los cautivos” (The prisoners corral) in homage to the Christians held prisoner by the Muslims. Later, an order of the Descalced Carmelites arrived, and in 1573 they established the “Convent of the Holy Martyrs of Descalced Carmelites.” In 1842 the convent was destroyed and then the current palace and gardens were erected. In 1943 the complex was donated to the city of Granada and in 1944 they added the Nazarí patio in memory of Granada’s Muslim heritage.

Carmen de los martires, Granada. Photo by Celeste Mann

Carmen de los martires, Granada. Photo by Celeste Mann

The fountains and their flowing waters, are all around Falla’s house. Even today, with many more inhabitants and buildings than in Falla’s time, it is easy to see how the house’s location would inspire him. One just has to stroll along the paths of Carmen de los mártires and in the Alhambra forest to feel the beauty and tranquility–to imagine oneself in another world and in another moment.

Días en los jardines de Granada

Manuel de Falla, nacido en Cádiz, pasó unos de sus últimos años en una casa alquilada en Granada, con su hermana. Ahora es posible visitar la casa, que es un repositorio de recuerdos y objetos comunes de su vida. La casa se queda en una área un poco retirada y escondida de la calle y me costó encontrarla. Según el guía de Casa-Museo Manuel de Falla, Falla quería estar en un lugar tranquilo, donde podía componer y escuchar el agua, y además estar cerca de la Alhambra. No quería ser molestado por la circulación de personas por la calle.

Manuel de Falla con bastón.jpg
Manuel de Falla con bastón” by Archivo Manuel de Falla – ticket:2013012510007831 -> Archivo Manuel de Falla. Licensed under Public Domain via Wikimedia Commons.

La casa no es grande pero había vistas espectaculares de la ciudad y suficiente espacio y cuartos para Falla y su hermana, y para hacer sus actividades. Hay habitaciones para los dos, una pequeña cocina, una minúscula sala para tertulias con los colegas artistas de Falla y una sala de música que todavía contiene su piano.

Photo by Celeste Mann

Photo by Celeste Mann

En su obra ´´Noches de los jardines de España´´ se puede oir la influencia del agua en la parte del piano, especialmente al principio. Al lado de su casa hay un jardín, y más arriba el parque ´´Carmen de los mártires,´´ y la Alhambra, dos construcciones repletas de jardines y fuentes de agua. Todo el mundo conoce La famosa Alhambra, o si no, es fácil encontrar información y fotos de esta maravillosa atracción, antigua ciudad del sultán de Granada. Pocos han oído de ´´Carmen de los mártires´´ antes de visitar Granada.

Photo by Celeste Mann

Photo by Celeste Mann

“Carmen de los mártires” tiene una historia curiosa. Las instalaciones actuales fueron construidas en el siglo 19, después de otros edificios de usos distintos. Por ejemplo, en la época de los musulmanes, no había construcción, era apenas una loma. Sin embargo, se situaba muy cerca de La Alhambra, entonces se dice que Boabdil, el último sultán, salió por esa loma para renunciar ante los Reyes Católicos el 2 de enero de 1492.

Photo by Celeste Mann

Photo by Celeste Mann

Después de que Boabdil les había entregado las llaves de la ciudad, Isabel la Católica determinó que se debía construir una ermita en esa tierra. Los cristianos la llamaron “Corral de los cautivos,” en homenaje a los captivos cristianos que fuero encarcelados por los musulmanes. Más tarde llegó una congregación de Carmelitas descalzos y en 1573 se establecieron el “Convento de Santos Mártires de Carmelitas Descalzos.” En 1842 el convento fue destruido y luego fue construido el palacete actual. En 1943 el complejo fue donado al Ayuntamiento de Granada y en 1944 adicionaran el patio nazarí para recordar la herencia musulmán de Granada.

Carmen de los martires, Granada. Photo by Celeste Mann

Carmen de los martires, Granada. Photo by Celeste Mann

Las fuentes y sus aguas fluyentes circundan el territorio por la casa de Falla. Aun hoy, con muchos más habitantes y edificios que en la época de Falla, es fácil ver y percibir como la ubicación de la casa le inspiraría. Es solo caminar por las veredas de Carmen de los mártires y el bosque de La Alhambra para percatar la belleza y tranquilidad–además imaginarse en otro mundo y otro momento.

Return to the Prado (translation of Regresando al Prado)

Did they let me in free because I was a student? That day, I remember that the important museum was nearly empty, and there was also construction going on.  Many of the rooms were closed and unavailable for viewing that day.  But that was a different Spain back then, almost underdeveloped (due to years of a strangling dictatorship).  In this period of transition this was perhaps normal.

It was August, and the city, as the museum, was empty.  It was extremely hot; we  had no air conditioning in Madrid; the bathroom was shared with other guests and was in the corridor. It was vacation time for most locals, so I was able to escape the crowds typical of other seasons.

I entered the museum with apprehension.  There was nobody there but the security guard.  I had just studied Spanish artists and paintings in the culture course in Salamanca.  Velásquez, with his very famous painting, ¨las meninas¨, El Greco, the religious painter, Picasso, Dalí and many more. To see these masterpieces in person, instead of on slides was spectacular, and quite dazzling, almost as special as crossing the Roman bridge in Salamanca, which is mentioned in the picaresque novel, LAZARILLO DE TORMES.

When I returned to the Prado today, (July 25, 2015), I recalled that first time in the museum, when I was a young student, and also the last time in 2012. That winter day in 2012, I didn´t see the painting itself, but on leaving the museum, I discovered the print ¨Doña Juana la Loca¨ de Francisco Pradilla Ortiz.  Then I had no time to buy it and take home a copy, so for the next three years I thought about seeing it and getting a copy of that painting. I couldn´t forget about Juana who was just destroyed, standing there in the middle of nowhere, looking at Felipe´s ( her dead husband) tomb. In the twists and turns in the Prado, I looked for it without knowing the artist´s name or when it was painted.

By chance I found it and what a surprise! It was huge! Nearly the size of the entire wall, a mural. It definitely left an impression on me. In the same room hung ¨Demencia de Juana de Castilla¨another fantastic painting by Lorenzo Vallés. Then I went back to one of her mother: ¨Doña Isabel la Católica dictando su testamento.¨ Eduardo Rosales carefully depicted the queen on her death bed and the resignation and sadness of her last days.  Surely this time I did not leave the museum without copies of these two masterpieces!