Taller de altares en Filadelfia: Una entrevista con el artista mexicano César Viveros

13533308_10154294756507350_6578431374972799687_nEs una entrevista realizada en el espacio digital sobre el curso de altares que César Viveros enseña en Fleisher y un poco sobre su inspiración artística. 
Celeste: Yo me enteré de Ud. y su trabajo a través de Fleisher Art Memorial. Vi un anuncio sobre un curso de altares para Día de los muertos. ¿Cómo surgió este curso? ¿Qué harán los estudiantes en el curso? ¿Puede describir los materiales que van a usar?

César: El curso de altares de día de muertos en Fleisher Art Memorial ha empezado, serán solamente  4 dias intensos en los cuales los participantes  han sido introducidos a esta tradición de Dia de muertos, la cual ha cobrado gran auge en Estados Unidos. Este es el tercer año que Fleisher trabaja conjuntamente con la comunidad  en estos festejos y este año fui invitado como el artista que dirija la instalación del altar tradicional  de día de Muertos. Así que durante 4 días  quisimos enseñar un taller donde la gente pueda construir sus propios ” altarcitos”  los cuales son miniaturas simplificadas de los altares tradicionales. Los estudiantes  han diseñado el altarcito basado en sus ideas y con dibujos simples  empiezan a materializar su diseño. Normalmente  centran  su figura principal en algún familiar o amistad que haya partido al mas allá. Usualmente se construye una base de madera o cartón que soporte la composición  y se procede a  fabricar los elementos que en su mayoría son hechos con alambre , papel-mache  (paper and corn base paste ) y pinturas.

altarcito-with-catfleisher-altarcitos-2016-carteroaltarcito-campana-philadelphia

Celeste: ¿Cuándo comenzó a hacer arte?

César: Siempre cuento la historia de mis primeros años cuando  en la temporada de lluvias en la zona de Veracruz, México. Después de que la gente solía hacer  hoyos profundos en la tierra para incinerar o enterrar la basura (orgánica o inorgánica ), porque no había un servicio  de parte del ayuntamiento de la ciudad que lo hiciera, así que continuamente había  barro húmedo , muy característico del subsuelo  Veracruzano. ( Hay  que notar que  en esa área se han hallado muchos vestigios de un estado avanzado en el desarrollo de este tipo de  arte, correspondientes a civilizaciones  que sobresalieron muchos siglos antes del arribo de los Españoles al nuevo continente ) y es precisamente aquí que a la edad de 5 años empiezo a incursionar en  la construcción  de  artefactos de barro como único medio para entretenerme  en el tiempo libre que  como infante se pueda tener.  Las limitaciones que pudiese tener en cuanto el espacio para desplazarme a esa edad , las suplía viajando en el espacio imaginario. Eso me ayudaba a crear mundos alternativos mientras amasaba el barro dando formas múltiples  que me permitieran  divertirme  mientras descubría  cosas que  no tenían ninguna influencia académica–debido al aislamiento de nuestra  comunidad  en relación con otras ciudades que tal vez pudieran tener acceso a algún tipo de educación artística.

En la escuela secundaria, algunos profesores se dieron cuenta que a un amigo, su hermano ( Nicolás y José Nava) y a mi nos gustaba dibujar  y pintar mucho así que  nos dio la oportunidad de pintar en  gran  formato para que pudiéramos hacer murales portables que se pudieran usar como  fondos para festivales. Recordemos que en México cualquier ocasión es buena para hacer pachanga ( fiesta). Entonces teníamos la oportunidad de contar con recursos para desarrollar estos proyectos que considero no eran tan comunes en nuestro medio un tanto cuanto  limitado. Con esos antecedentes podría aparecer extraño que no decidí estudiar arte o alguna disciplina relacionada con esa área como arquitectura o diseño gráfico. Pero en cuanto  terminé la preparatoria y un curso técnico en un colegio Nacional de Educación Pública, decidí aventurarme a trabajar en el área de la zona Petrolera de Campeche, buscando oportunidades económicas que en cierta forma me alejaban de  cualquier inclinación de la plástica visual.

Sin embargo  en un par de años  trabajando en la zona de las plataformas petroleras de la zona del Golfo de México, tuve la oportunidad de empezar a pintar murales en las barcazas de una Empresa llamada Corporación de Construcciones de Campeche , de una manera informal. Mi trabajo oficial era  desarrollar actividades subacuáticas como buzo industrial. Es ahí donde decido retornar en serio  mi verdadera vocación. Pues  mientras trabajaba ahí, empecé a tomar comisiones por retratos y pinturas comisionadas por el personal Norteamericano que trabajaba en la zona de Campeche.  En consecuencia cada vez que tenia oportunidad realice múltiple murales en escuelas secundarias en la ciudad de Veracruz que me permitieron definir mi estilo y mi propia técnica.

Para más información sobre César Viveros, vean su página de Facebook:

https://www.facebook.com/cesar.viveros.904

Para más información sobre FLEISHER ART MEMORIAL y sus eventos de Día de los muertos: http://fleisher.org/community-programs/dia-de-los-muertos/

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s